El Chucho

Vicente Pompeyo Milaneso Meriadoc de Jesús

aka

“El chucho”

Con cada uno de los chuchos que tenemos, con Analú siempre ha existido una pequeña variación en cuanto a los cariños prodigados a y que los chuchos nos prodigan de forma individual. Lo que quiero decir es que la forma en que los queremos, los tratamos o hasta la forma en que les hablamos es bastante diferente y por lo tanto las respuestas de ellos a nosotros también son diferentes. Esto por supuesto nunca quiere decir que se le quiere menos a alguno de ellos, por favor jamás piensen eso. Es solamente que en cuestión de tratos, los llevamos “diferente”.

Con Pompi (es como le decimos con más frecuencia), esto es más marcado y hasta la propia Analú tiende a malinterpretar mi trato con él.

Voy a tratar de explicarme, con él soy un poco más estricto que con los otros, pero es debido a su pasado y su (desconocida) vida pasada. Él necesita más recordatorios de que ya no es un perro que debe pelear por su comida o que debe aprovechar cualquier oportunidad que tenga. Es oportunista, es asustadísimo. Por lo mismo es presa de mayores conflictos y yo creo que debe ser vigilado más de cerca.

También debo aclarar que al principio, yo no quería desarrollar mucho apego por él, pues teníamos la ( absurda ) idea de que le conseguiriamos un hogar y que el que le estabamos dando era solamente temporal. No quería que este “chucho” me dejara triste cuando se fuera, así que por lo tanto, traté de no apegarme a él. [Mientras escribo esto, él se encuentra acostado justo debajo de la silla donde estoy sentado]; por estas razones, creo que se considera que no lo quiero. Pero no hay nada más alejado de la verdad.

Él es uno de los que más me preocupa de la manada, ( uno de los 4 que más me preocupa de la manada XD ), pues tiene realmente necesidades un tanto diferentes, o mejor dicho compartidas de los otros, por ejemplo es activo como la Nola y se le pone al brinco en los juegos, le juega de tú a tú; es tan necesitado de cariño como Wasabi, pues no importa donde estés, él te acompañará y tomará su siesta en el lugar más incomodo que se pueda uno imaginar, con tal de compartir la habitación con uno; es viejo, tiene carácter de viejo, como Don Jorge, pero no tan irritante ( por suerte ), por lo que hay que andar con cuidado con lo que se mete a la trompa ( ya no tiene todos sus dientes ).

Este chucho ha resultado, a veces, ser mucho más adaptable, mejor portado y hasta mucho más educado que los otros 3. En ocasiones ha sido mucho más fácil, lidiar con él que con los otros. Claro, él ha sido también el protagonista de los peores eventos públicos de pelea, él y Don Jorge. No es como queja, pero ya me dió una mordida bastante fea en una celebración.

Su carácter por lo general es apacible, por lo regular no es de mucha actividad, a menos que estar acostado sea considerado una actividad, él no se mueve mucho durante el día. A MENOS que esté cerca la Nola, entonces el chucho es bastante activo, logra mantenerle el paso y lo mejor de todo, a veces logra cansar al engendro de Satán.

Es un perro que ha vivido ( seguramente ) en la calle y por eso es territorial  y por ello tiende a malinterpretar los ruiditos de Jorge, y por eso han estallado la mayoría de las peleas entre ellos, que lastimosamente ha llevado la peor parte Don Jorge. Ya esto es menor cada día, pues nos hemos puesto muy observadores y estamos siempre atentos para evitar que estos dos viejos se agarren a bastonazos.

El “Chucho” es un chucho rudo, lo vi cargar una herida muy profunda ( que a cualquiera nos hubiese hecho sentir mareados ) como si nada, soportar la curada y a los días estar como si nada.

Y para terminar, quiero hacer notar algunas cosas sobre su nombre. Claro, Analú es la responsable de todas las partes bonitas de su nombre “Vicente Pompeyo”, yo me he encargado, siendo terco (MUY TERCO) en que se llamé también de Jesús y sobre todo Meriadoc. Ya sabén, el “de Jesús”es para poder decirle “Chucho” y el Meriadoc, pues me parece que aparenta más estatura de la que realmente tiene, como un hobbit.

El chucho ya es parte de la manada, y como tal es tratado. Sobre su historia, su “adopción”, el hogar temporal y demás detalles, Analú ya ha escrito y seguro ampliará mucho más. Yo solo quería aclarar, que si quiero al Chucho.

Aaaahhh si… que tengan buen año 2019!!

Leave a Reply