El primer viaje del año – PLAYA, AMIGOS Y CHUCHOS

Como si hubieran pasado ya muchas semanas, la primera semana de enero, estábamos listos para otro viaje, este fue puro relax y calor en los días que la mayoría estaba muriendo de frío (esta publicación llega con “algo” de retraso, pero llega :D).

Ya estamos en Semana Santa y si están por salir a la playa o a cualquier lugar, pues lleven a sus chuchos.

La escusa perfecta para viajar en los primeros días de enero es el cumpleaños de “las madres de los perros” así que, hicimos maletas y salimos temprano al mar; a asolearnos, a descansar y relajarnos, así que, casi desempacando del viaje de fin de año, empacamos y salimos al calor delicioso de la playa, para la Sushi, Jorge y Wasbi, este fue el primero de muchos viajes a la playa.

La felicidad en una imagen

Nuestros viajes con toda la manada son muy alegres y más alegres si van las “pepiprimas”, pensar en un viaje de chuchos sin ellas es algo que no se puede imaginar, este viaje tuvo pura alegría y calor mientras todos morían de frío.

Las pepiprimas; Xixi, Cali y Frida

La Nola tuvo de todo, a sus primas para jugar, piscina para refrescarse, pelota, arena para escarbar, helados  y hasta una buena revolcada del salvaje pacífico. Ella es una chucha de muchísima actividad física, ella ya había ido a la playa y aunque para ella la playa era una inmensa piscina caribeña, ella igual disfrutó del mar como si siempre hubiera estado allí.

Don Jorge siempre es nuestra preocupación en lugares calurosos pero no tuvo nada de qué quejarse, al principio no le pareció mucho eso de refrescarse en la piscina (en las horas de más calor lo metíamos a la piscina para refrescarlo), pero aceptó a la piscina como amiga y no sufrió de calor, disfrutó los paseos en la playa y los helados.

Algo importante si uno tiene un perro de cráneo braquicéfalo (chuchos chatos pues, como los pug, bull dogs, shih tzu, pequines y lhasa apso) es que a ellos el calor les afecta muchísimo, al tener dificultad para respirar, llevarlos a un clima caluroso puede llegar a causarles un shock de calor, hasta podrían morir; por eso si uno viaja a la playa con uno de estos chuchos, mantenerlos frescos es una prioridad, Jorge estuvo de maravilla en la playa.

con miedo, pero nadando 😀
<3

La Sushi disfrutó mucho, baños de sol, piscina y fotos muy elegantes en la playa.  Cuando salimos de la casa estaba tomando medicinas pero la playa fue sanadora para ella porque lo pasó súper bien y regresó como nueva.

“Piscinaterapia” para la Sushi

Algo maravilloso pasó en este viaje, la Sushi al principio tenía mucho miedo de la piscina, pero eso desapareció muy fácil, ella realmente disfrutó el agua, claro, con este trato personalizado, la verdad creo que igual tenía un poco de miedo, pero estuvo varios minutos en una relajación dentro de la piscina.

Baño de sol estilo Sushi

Wasabi es aventurero y aunque tuvimos que entrar a buscarlo a una casa, porque decidió que quería simplemente husmear, se portó muy bien y disfrutó como nadie los largos baños de sol, creo que le gusta la piscina y es un gran nadador.

Wasabi nada muy bien

Las pepiprimas se aventuraron metiéndose a la piscina ellas solitas, jugaron, jugaron y jugaron.

La Xixi disfrutó la casita 😀
Las tres pepis jugando en la piscina

Para todos fue fantástico, ir de viaje con los chuchos es simplemente increíble, la playa es perfecta para ir con los perros siempre que se tengan los cuidados necesarios porque el calor puede afectarlos, pero los cuidados para ellos son básicamente los mismos para un humano, si en estos días viajan a la playa con sus chuchos necesitan tomar en cuenta esto:

  • hay que mantenerlos bien hidratados para que no se deshidraten
  • no exponerlos al sol entre las 11:00 y 14:00, son horas de mucho calor especialmente para razas con cráneo braquicéfalo
  • quitarles la arena al regresar de la playa, debe ser tan molesto para ellos como para nosotros
  • tener un lugar con sombra para que puedan descansar en todo momento
  • siempre mantener agua fresca, ellos igual que sus humanos van a necesitar más agua que de costumbre, incluso pueden tener suero por cualquier cosa
  • si para ti la arena esta muy caliente para caminar descalzo, también esta para tu chucho, eso es algo que se nos puede olvidar
  • una manta o cama donde puedan descansar
  • si vas a pasar mucho tiempo en la playa, una sombrilla o carpa es necesaria para que ellos descansen del sol y el agua también

No importa si es un viaje de ida y vuelta o uno está días en la playa, es posible y más fácil de lo que se piensa llevar a los chuchos a la playa, hay hoteles y restaurantes que son “chucho-friendly”, hay casas que aceptan mascotas, no hay excusa, ¡Viaja a la playa con tus chuchos!

 

 

Leave a Reply